Hosting por dinahosting Lleno-vacío - Tocamates - matemáticas y creatividad

Lleno-vacío 1


lleno-vacío-lleno-vacío ¿es posible? ¿podrían alternarse?

Lleno-vacío es un clásico. Hay seis vasos de agua: tres llenos y tres vacíos. ¿Sabes cómo sigue? Es un reto antiguo pero tan bonito… siempre hay un primer momento para un buen problema.

Hay seis vasos alineados, los tres primeros están llenos, los tres siguientes, vacíos. ¿Podrías hacer que se alternase lleno-vacío tocando uno solo?

Para los que lo hayan resuelto, o ya se lo supieran, hay una pregunta que siempre conviene hacerse cuando acabamos de resolver un problema ¿podrías generalizarlo a un número mayor de vasos? Por ejemplo:

¿Cuántos vasos habría que mover como mínimo si tenemos diez vasos llenos y diez vacíos?

Si os surgen dudas sobre las soluciones de los retos aparecidos hasta hoy, en este enlace podéis consultar algunas de sus soluciones. No están todas, ni pueden estarlo, muchos de nuestros retos son problemas abiertos. Os ruego que no le hagáis demasiado caso porque son solo las soluciones que hasta hoy hemos encontrado, son solo UNAS soluciones, no son LAS soluciones. Os ruego que si se os ocurre otra la mandéis o pongáis en los comentarios. También que aportéis vuestras dudas y todos los comentarios que os surjan.

Los retos aparecen simultáneamente en el blog y en RadioSol, en el programa despertador infantil Diverclub que presentan Alicia y Víctor. Se resuelven los martes por la mañana, en directo, con llamadas de niños y con los correos que mandéis a [email protected]. Por eso os ruego que no pongáis soluciones antes de que lo resolvamos con los peques. También que mandéis vuestras soluciones con todas las explicaciones que podáis dar, vuestra edad y el teléfono si queréis que os llamemos.

Los retos anteriormente publicados se pueden consultar en la etiqueta “retos”.

Puedes seguirnos en FacebookTwitterGoogle+InstagramPinterest

¡No dejes de tocar las mates!

Si te ha gustado esto, también te puede interesar:


Tu comentario:

Un comentario sobre “Lleno-vacío