Botes sensoriales 8

Botes sensoriales

Desde los estudios de Piaget sabemos lo importante que es para los niños clasificar y ordenar. El material que traigo hoy está pensado para toda la etapa infantil (de 2 a 6 años),  le tomo la idea prestada a Malena Martín de uno de sus talleres de aprendiendomatematicas. Se trata de unos botes reciclados (en mi caso de los alimentos para ancianos de mi yaya, pero cualquier bebida láctea con tapón nos servirá). Son dos juegos de media docena, por eso he utilizado dos tipos de botes, para no confundirlos, en otro caso podríamos haber utilizado algún color para distinguir los juegos.

En esta actividad hay que conseguir emparejar los botes que son iguales: seis de ellos se emparejan por el sonido al agitarlos, dos de ellos contienen agua, otros dos arroz y los últimos unas monedas de céntimo. Los otros seis, están pensados para emparejar por peso, hay dos botes vacíos, otros dos con poco peso (los rellené de fieltro y tela) y los otros dos tienen harina reforzada con tuercas. Procuré que los del peso no hiciesen ruido y que los del sonido pesaran todos igual, para evitar confusiones. Finalmente los tapones los sellé con loctite, para evitar problemas.
Como primera opción les coloqué unos gomets (pegatinas con formas geométricas) en la base buscando la autocorrección, pero al ver que los niños “hacían trampas” se las he quitado.
Recibimos infinidad de estímulos visuales -continuamente- quiero con este post recordar que no sólo tenemos el sentido de la vista, que hay otros y que es muy importante que se desarrollen en paralelo.

EDITADA (Julio 2013): Volví a poner los gomets de autocorrección, al observar que aun cuando para mí era claro que estaban bien emparejados, los niños necesitaban del adulto, del profe, que les dijera que estaba bien. Y esa dependencia era incapacitante para seguir avanzando. No hay problema en que emparejen atendiendo solo la base están también resolviendo correctamente el problema.

Si te ha gustado esto, también te puede interesar:


8 comentarios sobre “Botes sensoriales